20 consejos para sobrellevar un segundo confinamiento

pautas confinamiento psicologo aviles

Patricia García

Psicóloga y creadora del blog Psicología que me Guía 🧭 Terapeuta cognitivo-conductual y EMDR 🧠 contacto@patriciagarciapsicologa.com 📬

noviembre 1, 2020

Compártelo con tus amigos

Muchos españoles viven preocupados por la posibilidad de un nuevo confinamiento. Aunque han pasado ya meses, todos recordamos aún los largos días sin salir de casa, las colas en los supermercados, y los estantes vacíos de harina y papel higiénico…

Pese a que se habla mucho sobre este tema, a día de hoy nadie sabe aún con total certeza si habrá o no habrá de nuevo confinamiento. Lo que sí se sabe, es que es una posibilidad que hemos de barajar, y es necesario estar preparados.

En este fragmento de informativo de la TPA, te comparto algunas recomendaciones para sobrellevar mejor este posible segundo confinamiento.

 

Por si te has quedado con ganas de más, te comparto 20 recomendaciones prácticas que te ayudarán a llevar mejor ese periodo de confinamiento.

Espero que puedan serte de ayuda a ti, y a los tuyos. Tanto si nos vuelven a confinar… como si al final se queda todo en un susto 🙂

1. Aprendamos de errores anteriores. Pregúntate: en el primer confinamiento… ¿Qué me ha desencadenado malestar o ansiedad?, ¿qué me ha hecho caer en más pensamientos rumiativos?… Y busca alternativas a eso que NO te funcionó.

2. Don’t panic. Es “normal” que esta situación nos ponga tens@s. Pero no tienes por qué ser “presa” de ese pánico. Busca actividades que te ayuden a estabilizarte (ejercicios de respiración, relajación muscular de Jacobson, Yoga, ejercicio físico…), y ponlas en práctica.

3. Anticípate a las tentaciones. Se aproximan las Navidades, y ya empiezan a aparecer spots publicitarios anunciando turrones, bombones… y demás productos que tanto tú como yo, sabemos que no son los más recomendables para ti. Una cosa es clara: si lo compras, te lo terminarás comiendo. Anticípate a ello: si quieres reducir su consumo, reduce la compra de esos ultraprocesados. En momentos de vulnerabilidad, te será más difícil aplicar la “lógica” y no consumirlo. Aplica esa lógica antes de que lleguen esos momentos de vulnerabilidad, y te acercarás más a tus objetivos.

4. ¡Ojo con las conductas de abandono! Pueden ser tanto causa, como consecuencia de un estado depresivo. Cuida tu cuerpo y tu mente, y tu cuerpo y tu mente se ocuparán de cuidarte a ti.

5. Mantente en contacto con tus seres queridos. Aprovecha la tecnología… pero a tu favor. Tienes múltiples aplicaciones con las que podrás realizar videollamadas con esas personas que extrañas. Si en lugar de invertir tu tiempo en quejarte por no poder verlos en persona, agradeces que puedes verlos vía online, darás un giro de perspectiva a la situación. Esto, tendrá un impacto directo en tus emociones: tus emociones dependen más de tus pensamientos, que de la situación. 

covid videollamadas patriciagarciapsicologa psicologo aviles

6. Siéntete parte del cambio. Si todos aportamos responsabilidad y ejemplo en esta pandemia, el camino será más fácil para todos hoy, y para los que vendrán mañana.

7. Elige bien tus fuentes de información. Escucha a profesionales relacionados con el campo de la salud (sanitarios, médicos, a enfermeros…). Las opiniones son subjetivas, los datos no. Hay que saber interpretarlos. Tanto estar desinformados como sobreinformados, es negativo. Busca el punto medio: con que veas una vez al día las noticias, ya es suficiente.

8. No le des a San Google más credibilidad de la que tiene. ¿Qué dice la ciencia?, ¿qué dicen los datos? Son preguntas más adecuadas que “¿Qué dice mi vecina del quinto?”. Prioriza calidad, frente a cantidad de información.

9. Si tienes que salir de casa, intenta salir en las horas de luz. Estos meses iremos viendo cómo los días se irán haciendo cada vez más cortos, y eso dificulta que podamos obtener la dosis diaria que necesitamos de vitamina D. Utiliza ropa que te permita recibir esos rayos de sol que necesitas (manga corta, shorts, etc.). También estarás ayudando a mejorar tus ritmos circadianos. En otras palabras: mejorarás la calidad de tu descanso. Recuerda: somos animales diurnos. Es esperable que no te sientas pletóric@ si vas en contra de tu propia naturaleza.

10. Cuidado con el consumo de sustancias adictivas. El consumo de alcohol, drogas, ultraprocesados… es una manera de gestionar el estrés o la ansiedad. Pero ni es la única manera, ni es la más recomendable. De hecho, suelen perjudiciar más que beneficiar.

11. Practica la serenidad mental. Diferencia entre lo que puedes controlar, y lo que no.

12. “Vale más prevenir, que curar”. Sin obsesionarte, pero es importante por tu salud y la de los demás, que mantengas las medidas de seguridad (mascarilla, medidas de higiene, etc.).

13. Si eres amig@ de las rutinas, mantén una rutina diaria. Es mucho más probable realices aquello que programar previamente, que aquello que vas improvisando. Por ejemplo: si tienes escrito en tu agenda que de 16h a 17h harás tu rutina de ejercicio, en cierto modo estás “programando” tu cerebro para que se prepare para ello.

14. Entrena tu tolerancia a la incertidumbre. La vida a veces puede ser injusta, ilógica, incierta, absurda, sin sentido… y pese a ello, son cosas con las que hemos de aprender a convivir. Esto no quiere decir que te resignes (eso, sería aceptar como inmodificable lo que SÍ que puedes controlar). Lo que te propongo en este punto (al igual que en el punto 11), es que te centres en aquello que sí depende de ti (p.ej.: cómo organizar tu rutina matutina), y aprendas a ACEPTAR aquello que depende de otros factores (p.ej.: los días que queden de confinamiento).

15. Programa tus momentos de descanso y desconexión. Igual que tendrás un horario para teletrabajar, necesitarás un horario en el que poder incluir tus actividades gratificantes, tus descansos, tu tiempo de autocuidado, tus momentos con tus hijos, etc.

16. No te culpabilices por no llevar el confinamiento nivel Mister Wonderful. Pese a que el ser humano tiene una capacidad innata para adaptarse a casi todo, tus genes no están adaptados a estar encerrado en casa (al igual que tampoco lo están a estar sentados en una oficina 8 horas al día, todo sea dicho). Por muy bien que intentes llevarlo, quizás haya días que no te notes precisamente con ganas de dar saltos de alegría. Pero eso, no significa que lo estés llevando “terriblemente mal”. Pueden ser, simplemente, las consecuencias del desgaste que le puede provocar a cualquiera, esta situación tan poco “natural” para el ser humano.

17. El ejercicio físico, que no falte. Asegúrate de realizar al menos 60 minutos de ejercicio al día. No necesitas máquinas, pesas, ni una elíptica valorada en 1.000€ para ello. Con una sala con 4 metros cuadrados, ya puedes realizar múltiples ejercicios; tanto aeróbicos, como de fuerza. Puedes entrenar con tu propio peso, o con objetos que tengas por casa (quizás sea un buen momento para sacarle partido a esos packs de 8 litros de leche 🙂). Seguro que tu compañer@ perruno está encantado de acompañarte… 

ejercicios en casa patricia garcia psicologa psicologo aviles

18. Superar crisis, no nos debilita, nos fortalece. Todos disponemos de recursos para afrontar los problemas. Sin embargo, a veces sólo podemos saberlo en situaciones extremas. Plantéate qué objetivos quieres lograr en este confinamiento. Por ejemplo: aprovecha para hacer todas esas tareas que has ido posponiendo. Esa estantería del Ikea, ese libro que tienes encima de la mesita de noche, ese puzzle 3D que tienes pendiente de hacer con tus hijos… Esto te ayudará a ver este periodo como un periodo en el que seguir avanzando en diferentes áreas de tu vida, y a no estar contando los días del calendario.

19. Para padres y madres: sé ahora más que nunca, un modelo de referencia para tus hijos. En estos momentos te necesitan más que nunca. Los niños, evalúan la “peligrosidad” de las situaciones en función de la mirada de sus figuras de apego. Si te ven tranquilo, se tranquilizan. Si te ven al borde del ataque de nervios, o enfrentando la situación de forma muy negativa… ¿cómo crees que reaccionarán? 😉

20. Y por último pero no menos importante: Si lo necesitas, pide ayuda a un profesional de la salud. Pedir ayuda no es de débiles, si no de personas que quieren encontrar soluciones. Habrá personas que con estas pautas y sus propias habilidades de afrontamiento, superarán el periodo de confinamiento sin mayor altercado. Pero, habrá personas con antecedentes ansiedad, de hipocondría, en situación de riesgo, y un largo etcétera, que quizás no consigan llevarlo así de bien. Si estás en este segundo grupo: no tienes por qué sufrir innecesariamente. Acude a un psicólog@ que pueda brindarte las herramientas adecuadas para superar este momento.

psicología patricia garcia psicologa psicologo aviles

¿Se te ocurre alguno más (seguro que sí… 😉)? Puedes añadirlo en la cajita de comentarios. Me encantaría conocer tu opinión 🙂!

Feliz puente de Todos los Santos 💐

P.G. 🧭

QUIZÁS TAMBIÉN PUEDA INTERESARTE… 👀

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora
Recibe GRATIS actualizaciones del blog suscribiéndote a la Newsletter de
Psicología que me Guía



Recibe GRATIS actualizaciones del blog suscribiéndote a la Newsletter de

Psicología que me Guía

 

Te has suscrito con éxito a la Newsletter 🙂 Gracias por leer 👀 !

Abrir Chat
1
¿Necesitas ayuda? 😊
Patricia García Psicóloga
Hola! ¿Necesitas ayuda?
Puedes contactarme aquí, y sin compromiso 😊